.
  Preguntas Frecuentes
 
TOP SERVIS S.A.C.
Lideres en Limpieza, Mantenimiento y Reparación
Industrial e Inmuebles
 
Una desinsectación es un proceso mediante el cual se aplica un producto químico que elimina los insectos a combatir. El producto, generalmente, es un derivado de los PIRETROIDES, los cuales son de amplio espectro (combaten muchos tipos de insectos y arañas).
De preferencia, para cuidar a su familia de eventuales problemas con arañas e insectos, su casa debería estar protegida con un tratamiento de aplicación de insecticidas al menos tres (3) veces en el año:
1. Al INICIO de primavera (esta aplicación disminuye la llegada de insectos y ayuda a eliminar los que hayan podido quedar del invierno)
2. Al INICIO del verano (esta aplicación elimina los insectos que hayan ingresado a su casa durante primavera)
3. A FINES del verano (esta aplicación elimina los insectos activos durante el verano como arañas y garrapatas y deja su casa en condiciones de pasar un invierno libre de insectos)
¿Por qué en tres oportunidades?
La respuesta tiene dos factores muy importantes a considerar:
1. No existe un insecticida capaz de perdurar activo por mas de 10 semanas luego de haber sido aplicado.
Con la adición de aceites adherentes y surfactantes esta duración se puede ampliar por un periodo de hasta 14 - 16 semanas.
2. El ciclo biológico de los insectos.
Si bien es cierto una desinsectación es la aplicación de un producto químico mortal para los insectos, el producto tiene índices de toxicidad muy bajos para los seres humanos. Al seguir las recomendaciones de ventilación (de al menos 4 horas) NO debe haber un efecto alergénico para los niños ni adultos.
Como recomendación complementaria a la de ventilación, sólo por mayor seguridad, deberían lavarse los juguetes de uso habitual de los niños y para mayor seguridad aún, realizar un cambio de cubrecama de la cuna o cama de los pequeños para evitar el contacto con la piel de residuos del plaguicida utilizado.
Una desratización es un proceso de eliminación de roedores para lo cual se realizan las siguientes labores:
1. Aplicación de TRAMPAS CEBADERAS. Estas trampas cebaderas son generalmente hechas en tubo de PVC cortado a 25 cm de largo, en un tubo de al menos 75 mm de diámetro para que entre un roedor del tipo RATA o GUARÉN a comer el cebo toxico colocado en su interior. Un tubo de PVC u otro material más pequeño de este diámetro, solo permitirá la entrada de una laucha o ratón y NO CONTROLA ROEDORES DE MAYOR TAMAÑO.
Este tipo de trampa cebadera se utiliza generalmente en exteriores (a la intemperie) y se deben aplicar cada 6 a 10 metros formando un perímetro tóxico.
En su interior debe haber un cebo tóxico cuyo color varía de acuerdo al fabricante y su peso medio es de 20 gramos.
2. Aplicación de PELLET raticida en bolsitas plásticas o de papel.
Este pellet tiene un peso aproximado de 10 gramos y debe aplicarse en interiores a una distancia de 3 metros uno de otros para lograr el efecto buscado.
Es el producto más utilizado para controlar lauchas y ratones.
3. Aplicación de TRAMPAS PEGAJOSAS en bandejas plásticas o cartón.
Estas trampas NO SON TÓXICAS y se deben utilizar en lugares donde se almacenan alimentos. Poseen un atrayente alimenticio y un pegamento especial que hace que los roedores queden adheridos en ella sin poder despegarse.
Al atrapar a un roedor, la trampa se desecha.
Existen en dos tamaños para controlar lauchas y ratones y para controlar ratas.
Normalmente una casa habitación debe ser desratizada al menos una vez al año. Sin embargo, existe un detalle en la desratización que es el recambio de cebos y pellet.
Si hubo una "invasión" de roedores, todo o parte del raticida aplicado pudo haber sido consumido. Debido a esto, se debería realizar una revisión de los cebos y recambio de éstos para asegurarse que, si vuelven a llegar roedores, tengan a su alcance el veneno y no reingresen a su casa.
La sanitización es un proceso de aplicación de un producto químico específico para combatir microorganismos como bacterias, hongos y virus. Este producto químico corresponde a los denominados AMONIOS CUATERNARIOS, el cual tiene diversos nombres comerciales dependiendo del laboratorio fabricante.
Pese a no ser tóxico para la salud humana, la aplicación en Ultra Bajo Volumen (ULV) lo deja en suspensión en el aire por alrededor de 45 minutos; debido a esto, se recomienda no utilizar los servicios sanitarios, cocinas o casinos tratados hasta un plazo de una (1) hora luego de haber aplicado el producto ya que causa picazón de garganta y una tos persistente que dura unos pocos minutos pero puede ser muy molesta.
Por SEGURIDAD para los habitantes de una casa, los plaguicidas deben ser aplicados por personas preparadas para esta labor. En general, una Empresa Aplicadora de Plaguicidas no necesariamente es una gran empresa y que cobra "caro", puede ser una Persona Natural o Jurídica, que obtuvo un permiso especial denominado Resolución Sanitaria el cual es otorgado por la Autoridad Sanitaria (Servicio de Salud y del Ambiente).
La persona que trabaja realizando aplicaciones DEBE TENER los conocimientos técnicos necesarios para saber que producto aplicar sin dañar a las personas y sin provocar resistencia a los plaguicidas por parte de los insectos.
La respuesta es simple pero a la vez involucra cierta complejidad. Una Empresa Aplicadora de Plaguicidas cuenta con el personal, los equipos de aplicación, los equipos de protección personal y con los conocimientos técnicos de uso y manejo de plaguicidas; por otra parte, tiene el permiso de la Autoridad Sanitaria y cuenta con iniciación de actividades en Servicio de Impuestos Internos.
Además de estos requisitos, cuenta con un lugar específico donde se almacenan los productos químicos (bodega de pesticidas), debe contar con un vehículo de transporte que evite derrames (no un triciclo abierto) y DEBE entregar al cliente un Certificado de Atención el cual DEBE contener, al menos, los siguientes datos:
1. Número correlativo.
2. Membrete de la Empresa o Persona.
3. El producto que se aplicó.
4. La dosis aplicada.
5. Las recomendaciones post aplicación.
5. El o los lugares tratados.
6. La firma del Responsable Técnico.
7. Un lugar para la firma de la persona cuya casa o empresa fue atendida.
Este certificado DEBE ser entregado al dueño de casa y una copia DEBE quedar en manos de la Empresa Aplicadora.
Los riesgos son diversos pero los principales radican en el inminente peligro de intoxicación aguda de los dueños de casa y niños y la creación de resistencia a los plaguicidas por parte de los insectos.
Tal vez no se le de una importancia mayor a la resistencia de los insectos a los plaguicidas pero este problema es el que más afecta a la agricultura de nuestro país y a los aplicadores de plaguicidas de uso doméstico.
Se he fijado alguna vez que al utilizar un insecticida en spray, los insectos NO MUEREN, esto se debe a la resistencia.
El mal uso de los plaguidas involucra una serie de medidas que NO fueron tomadas para preparar la mezcla Agua-Plaguicida y su posterior aplicación. Algunas de estas son:
1. NO se midió la cantidad de plaguicida a ocupar (se echa "al ojo" una cantidad muy alta al agua).
2. NO se midió la cantidad de agua para la solución (se echa "mas o menos unos cuantos litros de agua).
3. NO se tomaron las medidas de precaución en la aplicación (uso de equipo de protección personal).
4. NO se dieron las recomendaciones de seguridad pertinentes a los dueños de casa (NUNCA un aplicador de plaguicidas puede decirle que permanezca en su casa mientras se realiza la aplicación).
5. Se aplica demasiado plaguicida en el lugar a tratar (la concentración queda muy elevada dentro de la vivienda)
Al contrario de las manera en que se puede provocar una intoxicación aguda a las personas, la resistencia a los plaguicidas se provoca de la siguiente manera:
1. NO se midió el plaguicida (se aplica MUY POCO plaguicida)
2. No se midió la cantidad de agua (se ocupa DEMASIADA agua en la solución y queda muy diluida)
3. Se ocupó un plaguicida vencido (para "ahorrar" en la compra)
4. Se aplicó muy poco plaguicida en el lugar a tratar (para demostrar que el servicio es "rápido" y "eficiente")
Aunque la costumbre en nuestro país es pensar: "para que lo voy a acusar...se esta ganando la vida", "para que me voy a meter en un lío..", o simplemente " no lo llamo más y se acabó el cuento"; el problema permanecerá y habrá más gente que PAGÓ DEMÁS por un trabajo MAL HECHO y se arriesgó a sufrir una intoxicación de un ser querido.
La solución "de raíz" es el proceder a DENUNCIAR a la persona INFORMAL al Servicio de Salud de la Comuna, anexando la mayor cantidad de datos posible como la patente del vehículo que utiliza la persona, el nombre de la persona (si lo dio), la fecha y horario en que realizó la atención, el lugar donde habitualmente anda ofreciendo sus servicios, etc.
Aunque se piense que el Servicio de Salud no va a hacer nada al respecto, esto es falso, ellos son los encargados de supervisar a las Empresas Aplicadoras de Plaguicida para Uso Doméstico, y DEBEN atender las denuncias al respecto.
Si se ve enfrentado a una aplicador formal que realiza un mal servicio, de forma inapropiada, sin tomar las medidas de seguridad, que no le da las recomendaciones a seguir luego de aplicar el plaguicida, etc., debe proceder de la misma forma que con uno informal, es decir, denunciarlo al Servicio de Salud.
Si la hay; la puede descargar y leer aquí:Nuevo Reglamento Pesticidas D 157 05 Vigencia_27_dic_07.doc
Pese a las medidas de seguridad que se explican a los ocupantes de una casa, existe el peligro de que alguien no siga las recomendaciones o que sea atacado por una araña de rincón antes de la desinsectación. En caso de verse enfrentado a una intoxicación o una picadura de araña de rincón, puede realizar estos procedimientos:
1.         Llame inmediatamente al 911
2.       Traslade al afectado al centro asistencial más cercano.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Mz. B Lte. 23 Prog. de Vivienda MONTERRICO - VIPOL DE NARANJAL - S.M.P. Telf. (51)(1)4086186 Email: topservisac@yahoo.com www.topservis.es.tl www.topservisac.ibizlog.com www.topservisac.galeon.com